¿Te quedaste sin trabajo por culpa del coronavirus? ¿Piensas que es momento de abrirte a nuevas oportunidades laborales y dejar tu actual empleo? Quizás visitaste portales de empleo, páginas sectoriales y hasta a Linkedin para ver cómo está el mercado. 





Existe otra herramienta que también te puede echar una mano para encontrar ofertas interesantes: Twitter, puede ser una buena plataforma para encontrar trabajo.


A continuación mostraremos algunos trucos y consejos útiles para buscar empleo a través de Twitter.


SIGUE CUENTAS RELEVANTES


Parece algo lógico, pero para poder ubicar más fácilmente ofertas de trabajo que estén relacionadas contigo es muy importante que sigas determinadas cuentas. 


Hay plataformas de empleo que son muy activas en Twitter, profesionales de RR.HH, que suelen tuitear indicando lo que buscan y, seguramente, también existan personalidades de tu sector, industria o negocio que acostumbren a compartir vacantes con cierta frecuencia. Localízalos y hazte su seguidor sin dudarlo. 


Deberás dedicar tiempo para confeccionar una selección que te resulte interesante y relevante para tu búsqueda de trabajo, pero la propia Twitter te irá echando un cable con ello a través de sus sugerencias particulares. En el apartado A quién seguir (Who to follow) te ofrecerá usuarios similares, una vez empieces a seguir a ciertas personas o cuentas. 


NO PIERDAS DE VISTA CIERTOS HASHTAGS


Por lo general, cuando se publica una oferta de trabajo en Twitter se hace marcándolo con determinados hashtags. Es una manera de que laos usuarios que están desempleadas o que buscan un cambio laboral puedan encontrarlas con mayor facilidad. 


Así, algunos de los hashtags más comunes en español son #trabajo, #empleo y #ofertalaboral, pero también otros que incluyen la localización del lugar donde está la vacante, como #empleoMontevidep, #empleos, #empleoCanelones, #empleoSanjose, etc. 


USA PALABRAS CLAVE O EXPRESIONES ADECUADAS

Una de las experiencias más efectivas para encontrar ofertas de empleo que se adecuen a tu perfil son las palabras clave. En la barra de búsqueda de la parte superior de Twitter puedes escribir palabras como “se busca periodista” (o el puesto o trabajo que desempeñes), “buscamos periodista” u “oferta periodista”. 


Es importante que al realizar la búsqueda no te quedes en la pestaña de Destacados (Top), donde supuestamente aparecen los tweets más relevantes, sino que pinches en la de Más recientes (Latest). Solo de esta forma podrás saber si se han publicado nuevas ofertas recientemente. Esto es crucial, porque ya sabes que en muchas vacantes el margen de días para postular es bastante limitado y el proceso de selección se llena rápidamente. 


USA TWITTER COMO ESCAPARATE

A veces la clave no es tanto el ser proactivo, como ser activo en la plataforma de 280 caracteres. Puedes usar tu cuenta de Twitter como un lugar para hacerte visible y que los reclutadores o personas que están contratando lleguen a ti. No obstante, esto requerirá cierta constancia tuiteando y también creatividad.


En lugar de usar la herramienta de microblogging para ‘cazar ofertas’ la idea es que la utilices como un altavoz o escaparate, con el fin de atraer a personas que puedan brindarte empleo, colaboraciones, contratos, clientes etc. Comparte tus mejores trabajos, explica lo que sabes hacer, sé ocurrente, escribe hilos sobre aquellas áreas que controles o de las que seas experto, aporta valor, etc. Estas son algunas vías para ganar relevancia y que se fijen en ti. 


Es recomendable que resumas tu experiencia o profesión en la descripción del perfil. En ella puedes añadir un link que dirija a tu curriculum vitae, Linkedin, página web personal, portafolio, videobook, etc. También puedes indicar en ese espacio la etiqueta #opentowork, que es una convención para indicar que estás abierto/a a ofertas laborales. 


VIGILA LO QUE TUITEAS O HAS TUITEADO

Este último consejo va de tener sentido común. Ten cuidado con usar tu cuenta de Twitter en la que sueles publicar todas tus opiniones políticas o comentarios poco afortunados para buscar trabajo. Puede volverse en tu contra completamente. Si no has cuidado tu marca personal, has subido tweets con fotos comprometidas, has insultado o acosado a alguien, te has burlado de políticos o empresas, etc esto va a suponer que quedes fuera del proceso de selección rápidamente. Así de claro. 


Si contestas con esa misma cuenta a un tweet en el que una persona de tu sector o reclutador publica una oferta, rápidamente van a echar un vistazo a lo que hayas tuiteado anteriormente. Te estarás tirando piedras sobre tu propio tejado y lo triste es que ni siquiera te descartarán por tu currículum. 


Para evitarlo puedes hacer dos cosas. La primera es modificar tu cuenta de Twitter de siempre -dándole un toque más profesional o neutro- y echar un vistazo al histórico de tweets, eliminando aquellos que no sean apropiados. O bien puedes generar un perfil nuevo específico para buscar trabajo o dejarte ver y hacer que el otro sea anónimo.